Image

Voley Circular

Una propuesta "a medida" de los niños y niñas

Prof. Horacio Gomez

Prof. Jose Fotia

Prof. Silvia Musante

 

En este trabajo se exponen los argumentos que sostienen el abordaje didáctico de lo que denominamos "Voley circular" una propuesta didáctica centrada en un juego motor reglado con base en el voleibol, dirigido a niños y niñas de edad escolar.

Palabras claves: voleibol, juego sociomotor, niñez.

En línea con lo expresado por la Secretaría de Deporte de la Nación, la Federación Metropolitana de Voleibol considera al deporte - y en este caso al voleibol- como un aspecto fundamental para el desarrollo de niños, jovenes y adultos de todo el país, y a la vez como un derecho que debe ser garantizado en tanto práctica que promueve la inclusión social, la integración y el desarrollo humano en todas sus dimensiones.

Ya en los "Simposios Internacionales de Minivoley y voleibol Escolar" realizados en nuestro país en los años 1982 y 2011, algunas conclusiones finales expresaron las ideas anteriores: "El minivoley forma parte del proceso educativo de los niñas y niñas"

Desde este lugar, mirandi el presente y dejándonos volar hacia el futuro nos damos cuenta que estamos en deuda con la iniciación al voleibol, en cuanto a lograr que paulatinamente una mayor cantidad de niños y niñas lo practiquen. Mucho dependerá el alcanzar o no ese objetivo, en buscar las mejores formas para que mediante las tareas propuestas, los pequeños jugadores se diviertan, se motiven por los propios logros y adquieran un sentimiento de pertenencia respecto al club al cual ellos representen.

Creemos que este inicio del aprendizaje puede comenzar en los primeros años de la escolaridad primaria, con la condición de que las clases sean divertidas, desafiantes, que consistan en juegos (básicamente "jugar con el voley") y que presenten principalmente problemas tácticos y estratégicos. Las preguntas de los niños que debemos escuchar son ¿Qué hacer? y ¿Cuándo hacerlo?, pero nunca ¿Cuándo jugamos?.

Se habla a menudo del juego como si se tratara de un descanso del aprendizaje serio, pero "para los niños el juego es parte fundamental del aprendizaje serio. Jugar es realmente el trabajp de la infancia". (Rogers: 1971). Como decía un viejo texto del profesorado, al fin y al cabo el juego es la actividad más seria que realiza un niño.

Cabe a esta altura una aclaración, y es que nuestro objetivo no debe ser solo incrementar la cantidad de jugadores, sino también de todas aquellas personas que hacen a este deporte, como los profesores, entrenadores, árbitros y al público que alienta y disfruta. Todos forman parte del desarrollo deportivo de niños y niñas. En esta etapa las experiencias motrices deben ser agradables y placenteras (deberían serlo siempre, pero en particular en las edades tempranas), poponiendo actividades que estimulen el desarrollo cognitivo y motor. En un momento de captación y de enseñanza posterior, a la que particularidades de los practicantes le debemos prestar mucha atención. Es por ello que las persinas involucradas deben estar al nivel de este desafío.

Es muy importante subrayar ene ste punto, que el modelo tradicional de aprendizaje de los deportes centrados casi exclusivamente en las técnicas ha sido superado por otras formas de enseñanza, y esto reviste mayor importancia en la iniciación al voley. Los nuevos enfoques proponen la comprensión de los principios estratégicos y tácticos, basándose en el aprendizaje significativo (que tenga sentido para el que aprende), y en el constructivismo (lo que se aprende debe ser construido e incorporado por el alumno): "Debemos lograr que los jugadores sean participantes del entrenamiento, no solo ejecutante".

En este marco es necesario comprender que los protagonistas son los niños y las niñas que juegan, y que deben ser ayudados, es decir verdaderamente andamiados por los profesores/entrenadores, quienes asumen en este enfoque el papel de guías y motivadores.

De esta concepción de aprendizaje, que persigue atender a las capacidades y posibilidades del que aprende, nace el concepto de juego modificado. Hace ya unas décadas dos autores ingleses, Bunker y Thorpe (1982) propusieron la necesidad de que los niños aprendan los juegos y los deportes en una situación global, adaptándola a sus posibilidades de percepción, comprensión y decisión. Esta temática fue retomada por varios autores, siendo uno de los principales Devis Devis.

NUESTRA PROPUESTA: EL VOLEY CIRCULAR

A partir de lo expresado anteriormente, creemos que el Voley Circular es un contenido óptimo para los niños y niñas en edades tempranas, por las posibilidades que ofrece a los jugadores de ser protagonistas del juego y de disfrute a través de la intensa motricidad que propone. Las distintas situaciones que aparecen en el transcurso del juego plantean ricos problemas a resolver, dentro de un marco de reglas flexibles en el cual cada niño buscará su respuesta a las exigencias de la lógica del juego.

¿A qué llamamos "lógica de juefo"? a las constantes estructuras (táctica, estrategia, técnica, espacio de juego, reglamento y comunicación motriz), lo que distingue al voleibol de otros deportes (aunque sean de red, como el tenis). Es decir, los niños/as para apropiarse del voleibol y disfrutarlo deben necesariamente comprender su lógica, y no ser receptores pasivos de información.

Uno de los elementos consecutivos a la lógica interna, y de suma mportancia a la hora de diseñar las tareas de aprendizaje, es el espacio de juego. Este debe organizarse para posibilitar que los niños alcancen los posicionamientos necesarios para atrapar/golpear la pelota en las mejores condiciones, lograr defenderla en su territorio (que no caiga) y observar en la cancha contraria los espacios vacíos para atacar (que pique). Hablamos de los dos elementos constitutivos de la táctica: el ataque y la defensa.

Cada vez que el pequeño jugador cambia el rol (de atacante a defensor) debe también cambiar su visión de juego, reelaborar sus acciones y progresivamente aprender a jugar sin la pelota: recibir y prepararse para atacar, defenser y pasar a atacar, (etc). Esta dinámica debe enseñarse, pues este "antes-durante-después", es una motricidad específica del voley.

Cabe aquí preguntarse ¿Cuáles son las principales características de los niños de los primeros años de escolaridad primaria, por lo menos ennuestro ámbito socio cultural? Creemos en primer lugar que el placer y la continua necesidad de moverse.