Image
By MetroVoley

EDITORIAL FMV

NO SE PUEDE CORRER, SIN PRIMERO APRENDER A CAMINAR

Los primeros acercamientos con la pelota suelen ser en la Escuela: allí esta la FMV con el programa “EL VOLEY VA A LA ESCUELA” : para promover e incentivar jugadores, pero sobre todo, para que los niños  conozcan el voleibol y empiecen a apreciar lo bello de este deporte. 
Luego, ya muchas veces en el Club, la elección por la práctica de este deporte continúa y se afianza: comienzan a sucederse los MASIVOS de MINIVOLEY.
Este camino, que comienza cada vez a más temprana edad, va generando la relación entre el niño, futuro jugador, y la pelota.  Tendrá más adelante, partidos que “hay que ganar”, nervios varios, y para qué negarlo, también las consecuentes presiones, propias y ajenas. 
Pero en estos momentos iniciales, el paisaje es otro: lo que Importa  es la reunión con los compañeros, la diversión en los entrenamientos, que mientras proporcionan disfrute a los niños, casi sin que se den cuenta, los forma y capacita. 
 En estos momentos, lo que trasciende es la emoción porque el saque está más cerca de pasar la red o simplemente salió mejor, la alegría porque el golpe de manos altas está más limpio o por  un buen ataque. 
Pasa el tiempo y llega el momento de las jornadas de inferiores, hasta hace poco en el comienzo de cada una de ellas con el partido de sub 13, y en breve con la incorporación a dicha jornada de los equipos de Mini. 
Como en la vida, Siempre se busca que todo avance sea progresivo: que se propicie el crecimiento y desarrollo de los jugadores, pero sin presiones que empañen el momento más importante de la que puede ser luego su carrera deportiva: el de su formación.
Con esta premisa se maneja la Federación Metropolitana de Voleibol, y este es el motivo por el que creemos, confiamos y transmitimos la vital trascendencia de las categorías Mini y Sub 13 como de formación, y no de competencia. Por estos motivos premiamos su presentación y no puntuamos el desarrollo deportivo, por el mismo motivo decidimos no participar de los Campeonatos Argentinos de la categoría. Ya habrá tiempo para competir, para “pelear los puntos” y para estar pendiente de los resultados. Por ahora es momento de divertirse, y principalmente de formarse.
No se puede correr, sin primero haber aprendido a caminar… y ese camino, el del paso a paso, es el que elegimos para promover y fomentar el desarrollo de nuestro querido voleibol.


                                               Consejo Directivo Federación Metropolitana de Voleibol